Tips para un estilo de vida más sano

Un estilo de vida más sano no es imposible y no requiere los grandes cambios que usualmente le asociamos. Podemos empezar dando pequeños pasos y aquí hay algunos tips que pueden ayudarte, que seguramente ya conocías. 

1. Duerme lo suficiente: el sueño es la manera como ayudamos a nuestro cuerpo a funcionar adecuadamente y con sus procesos de sanar. Pero trata de no dormir de más en la mañana porque eso te hará sentir cansado. 

2. Se consciente de lo que comes: ¡la moderación es un buen consejo! Date cuenta de lo que pones en tu poca, lee las etiquetas e investiga cada ingrediente que no puedas pronunciar o que tu abuelita no hubiera conocido. Trata de evitar (tanto como puedas) las comidas procesadas y si es posible, ¡toma la opción orgánica! La comida es el combustible de tu cuerpo, así que imagina ponerle diesel a un motor de gasolina y esperar que funcione bien. ¿Cuál es la diferencia con comer cosas que no son alimento (o no están hechas para el consumo humano) y esperar que tu cuerpo funcione bien y no se enferme?                                                                                                                                     "Deja que la comida sea la medicina y la medicina la comida." -Hippocrates

3. Ejercítate: ¡muévete! Deja que tu cuerpo sude, libere toxinas, agua y otras substancias. Recuerda que si estas no están saliendo, se están acumulando adentro de ti. El ejercicio ayuda a balancear la energía, manteniendo sanos tus músculos, articulaciones, órganos, huesos y libera el estrés. ¡El yoga (para mi) es una excelente opción!

4. Pasa tiempo en la naturaleza: ya sea que camines descalzo en la grama o que salgas de la ciudad para disfrutar un tiempo rodeado de árboles, animales, agua y lugares verdes. Desconéctate de las cosas que te estresan y deja que la naturaleza lleve sus beneficios hacia ti. La rutina diaria puede ser abrumadora si no encuentras una manera de desconectarte cada cierto tiempo. 

5. Ríete: tanto como puedas. Existen numerosos y maravillosos beneficios de la risa, pero si no te los crees tanto, al menos podrías ocasionarle una sonrisa a alguien más.